Último vídeo de NATURALEZA


>> Más videos sobre Naturaleza
Portada Naturaleza Geología Toronto, la puerta de Canadá
Geología
Toronto, la puerta de Canadá
( 2 Votos )
11.07.07 - MATILDE HERMIDA

¿Balcones aquí, con tanto frío? Sí, claro, hay que aprovechar del primero al último rayo de sol en un país de inviernos severos. Son balcones obstinados, sin miradores, ni galerías protectores. En casi todos, una pareja de sillas de exterior, que resisten hasta las nieves y más allá, como si las acabaran de dejar sus dueños para atender una llamada o prepararse un té.

Toronto es la capital de la provincia de Ontario y, con una población de 2.503.281 habitantes,es la ciudad más grande de Canadá, además del centro financiero de dicho país, lo que le hace ser una ciudad global. Localizada en la orilla noroeste del Lago Ontario, es la quinta ciudad más grande de Norteamérica. Posee una gran calidad de vida, hasta el punto de ser considerada por muchos urbanistas como una de las mejores metrópolis del mundo para vivir. Además, es una de las ciudades más seguras de América, su tasa de criminalidad es menor que la de cualquier gran ciudad del continente americano.

La fuente y el significado de la palabra Toronto continúa siendo objeto de debate hasta los días actuales. La definición más común de la palabra dice que viene de la palabra hurona toran-ten, que significa lugar de encuentro, un término premonitorio de su actual cosmopolitismo.

De hecho, Toronto es una de las ciudades con una mayor diversidad étnica de Canadá. La ciudad tiene más de 150 grupos étnicos que hablan más de 100 idiomas. Los grupos étnicos más numerosos del área de Toronto consisten en personas de ascendencia inglesa, escocesa e irlandesa. A mediados del siglo XX, muchos europeos emigraron a Toronto, especialmente italianos y portugueses. Otros grupos étnicos importantes en el área incluyen alemanes y indios, paquistaníes y cingaleses, más una de las comunidades chinas más grandes de Norteamérica. También tiene una comunidad en crecimiento de caribeños, hispanoamericanos, brasileños y africanos. Este gran abanico de culturas ha ayudado a hacer de Toronto un centro cosmopolita, con una amplia variedad de culturas, gastronomías y, algo que agradece el turista, una exquisita hospitalidad.

La urbe mantiene una sensación de rompecabezas: la ciudad no ha terminado de decidirse entre ofrecer un perfil metálico y financiero, cuyo skyline se despliega poderoso noche tras noche, una imagen más pulcra y provinciana, con sus edificios históricos, los árboles omnipresentes y sus ardillas negruzcas -feas, feas-, que brincan ajenas a los viandantes, o mostrarse alegre y cálidamente bohemia, entre restaurantes, teatros, librerías e incontables locales de jazz y de otras músicas propias de un lugar con tantos acentos y rostros. Muchas comunidades residenciales de Toronto expresan un carácter distinto que el de los rascacielos del centro financiero de la ciudad. Edificios de estilo victoriano y eduardiano pueden ser vistos en enclaves como Rosedale, Forest Hill, Cabbagetown, el Annex, el Bridle Path y Moore Park.

Toronto dispone de multitud de zonas multiculturales entre las que se encuentran Portugal Villa, Chinatown, Little Budapest, Little Italy, Little Poland, Greektown, Little India, Koreatown y el área que rodea a la Bathurst Street, poblada por la comunidad caribeña. Cada uno de estos barrios celebran las fiestas nacionales del mismo modo que sus compatriotas y abrieron negocios, tales como restaurantes, permitiendo a los turistas y a los torontonianos disfrutar y contemplar el ambiente como si estuvieran en el país de origen del barrio.

Con unas horas de visita se harán familiares University (con ese campus integrado en el paisaje urbano), Distillery (un distrito muy victoriano y animadísimo), Queen West (más locales divertidos) y Kensington Market (para compras, claro).

La gran torre

Y siempre el Ontario, al que cuesta no referirse como mar porque tiene un puerto muy activo, playas y una tonalidad azul cambiante aunque le falte ese toque acre, de salitre, que tampoco apreciarías desde la inevitable CN Tower, torre de comunicaciones y visitadísimo símbolo de la ciudad desde 1976. Al amparo del Ontario, están los grandes estadios, que recuerdan la afición local por los deportes.

El lago parece infinito, pero en Canadá la naturaleza lo hace todo a lo grande y cuando comentas algo sobre esa costa de agua dulce, alguien corrige amable: «¿El Ontario enorme? En realidad es un lago pequeño».

Toronto es una de las muchas formas de abordar Canadá. Una manera tranquila, que se ajusta a unos pocos días y permite asomarse a lo que el país ofrece, sin marearse con las longitudes y latitudes de su mapa gigantesco.

Es también una ciudad discreta. No apabulla, aunque es la más grande de la nación y podría sacar a relucir méritos, nombres y cifras. A cambio enseña con humor sus «bajos fondos», esa ciudad paralela a la que se accede libremente desde hoteles, bancos y oficinas. Escaleras abajo, un laberinto de avenida» subterráneas con tiendas y locales donde brujulear a lo largo de veintisiete kilómetros inventados para burlar al frío (y rentabilizar el terreno). Nada de corredores sombríos. Animados y luminosos, a ratos una cristalera abre la vista al cielo: imaginen contemplar la peor cellisca al abrigo de un buen chocolate... En dichas galerías subterráneas se pueden encontrar cientos de tiendas especializadas, particularmente cerca de las calles Bloor y Bay. Comprar en Toronto se ha convertido en una atracción más para los turistas. Aun así, las grandes superficies escasean en el centro urbano, aunque sus suburbios disponen de amplios centros comerciales, en especial cerca de la Orfus Road, próxima a los grandes almacenes de Yorkdale.

Otro aspecto que favorece la afluencia de turistas y curiosos es el hecho de que Toronto figure en el Libro Guinness de los récords por tener la calle más larga del mundo: la Yonge Street, que mide 1.896 kilómetros.

Toronto tiene alrededores muy interesantes. Uno, inevitable, las cataratas del Niágara. No faltará quien le diga que hay espectáculos naturales mejores en la Tierra. Seguramente es verdad. Aquí hay un confortable mundo de hoteles, casinos, paseos agradables, localidades idílicas (Niagara-on-the-Lake se lleva la palma) y maravillosos viñedos. No es la selva, vale. Pero no rechace, despectivo, las cataratas.

Cuando aborde uno de los barquitos que las recorren -siempre bautizados con el fantasmal nombre de «Maid of the Mist» (Dama de la Niebla) desde 1846- le forrarán con un impermeable y le lanzarán a las aguas procelosas. Dé entonces la espalda a la civilización -esos parques y hoteles muy arriba, en la orilla-, abstráigase de sus patéticos compañeros de travesía vestidos de bolsa de basura y concéntrese en el incansable fluir del agua, particularmente aterrador en la hoz derecha. Ese sonido es así desde hace 10.000 años. De frente, a la izquierda, los Estados Unidos.

Paseo por las islas

Además de la visita obligada de las cataratas, durante todo el día parten de la ciudad excursiones organizadas para recorrer el lago Ontario y sus islas. En el lago se encuentran el Queens Quay, un muelle con más de cien comercios que ofrecen las típicas artesanías canadienses. Otro muelle importante es el Harbourfront Antique Market, especializado en antigüedades. En cuanto a las islas destaca Centre Island, cuyo principal reclamo es su Centreville, una réplica en miniatura de una ciudad de Ontario de comienzos del siglo XX a escala 1/12.

La gastronomía típica de la ciudad destaca por dos platos imprescindibles, el salmón y el venado. Otra especialidad de la ciudad es, sorprendentemente, el vino. El vino típico es el Ice Wine (vino de hielo), ya que está hecho con racimos cosechados después de congelarse en la misma viña, de ahí su nombre. Una vez prensadas, las uvas congeladas desprenden un dulce jugo que produce un vino con aroma a vainilla, nuez y miel.

 

PISTAS
Cómo ir: Air Canada vuela directamente desde Madrid a Toronto desde el 15 de junio y tiene todo tipo de enlaces interiores en Canadá. Teléfono 91 4585586/71 aircanada.spain@viareps.com

City Pass: Se obtiene con facilidad y permite diferentes visitas a lugares interesantes a precios reducidos. http://citypass.com/city/ toronto.html for prices

Para planear el viaje: www.torontotourism.com; www.discoverniagara.com; www.winesofontario.com (para recorrer la ruta de las grandes bodegas)

laverdad.es